MARIO BENEDETTI, Cuando me entierren/por favor no se olviden/de mi bolígrafo

En “El País” d’avui, 19 de maig de 2009, un dia després de la mort de l’escriptor es troba aquest fragment del seu llibre inèdit Biografía para encontrarme que properament publicarà l’editorial Visor.

Libros

Quiero quedarme en medio de los libros

vibrar con Roque Dalton con Vallejo y Quiroga

ser una de sus páginas

la más inolvidable

y desde allí juzgar al pobre mundo

no pretendo que nadie me encuaderne

quiero pensar en rústica

con las pupilas verdes de la memoria franca

en el breviario de la noche en vilo mi abecedario de los sentimientos

sabe posarse en mis queridos nombres

me siento cómodo entre tantas hojas

con adverbios que son revelaciones

sílabas que me piden un socorro

adjetivos que parecen juguetes

quiero quedarme en medio de los libros

en ellos he aprendido a dar mis pasos

a convivir con mañas y soplidos vitales

a comprender lo que crearon otros

y a ser por fin

este poco que soy.

A l’any 2004 Ediciones Destino  publicà Memoria y esperanza. En aquest missatge als jovens, Benedetti els regala aquestes paraules de rebel.lia:

¿Qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de paciencia y asco?

¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?

también les queda no decir amén

no dejar que les maten el amor

recuperar el habla y la utopía

ser jóvenes sin prisa y con memoria

situarse en una historia que es la suya

no convertirse en viejos prematuros

Mario Benedetti estimava els haikus;  sempre li paregueren un desafiament. Llegir un dels seus haikus pot ser una bella manera de ” tornar a passar-lo pel nostre cor”.

Qué linda época

aquella en que decíamos

revolución

Aquesta entrada s'ha publicat dins de CAP A LA UTOPIA DES DEL COMPROMÍS, Mario Benedetti i etiquetada amb , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

2 comentaris a l'entrada: MARIO BENEDETTI, Cuando me entierren/por favor no se olviden/de mi bolígrafo

  1. sangrantana diu:

    També li agradava recitar en veu alta. En homenatge, ja que no pot ser la victòria, encara, un pregó…

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *